lunes, 1 de enero de 2007

Patrocinio, preguntas frecuentes

¿Por qué un sistema de patrocinio?

Porque me encanta escribir pero no puedo hacerlo de gratis pues también tengo que mantener a la familia.

¿Por qué no escribís en tu tiempo libre?

No tengo tiempo libre. Trabajo por mi cuenta y gano según el tiempo trabajado. Para poder escribir necesito hacerlo en horas de trabajo así que la disyuntiva es o trabajo o escribo, y si escribo no gano nada.

¿Cómo funciona el patrocinio?

Usted me paga por escribir, por palabra publicada en un post. Usted paga, yo escribo. Es un acto muy similar a contratar un grupo musical callejero, como esos tríos que pasan por las cantinas concurridas o las marimbas que salen a la calle en los días de fiesta en Masaya. Usted paga para que interpreten y es dueño del tiempo de los músicos y del sonido que sale de sus instrumentos en ese momento y todo el que pase por la calle o esté presente en la cantina puede oírlo y disfrutarlo. En mi caso yo escribo para usted, interpreto para usted un post. A diferencia de la música que los marimberos interpretan, que usualmente ha sido ya antes escuchada, mis post no han sido nunca leídos, son post virginales por así decirlo.

¿Qué gano patrocinándote?

Nada, igual que quien contrata a los marimberos usted no gana nada en realidad. Usted disfruta de la música, en mi caso usted disfruta al leer mis escritos (si acaso hay alguien que lo disfrute :)

¿De quién es entonces el post?

El post es suyo, pero es también de todo el que quiera leerlo. Todo el mundo, gracias a usted puede leerlo. Al patrocinarme, usted le regala al mundo un post o cien palabras de ese post. El copyright y todos los derechos que tiene un autor sobre sus obras son míos. Todos los derechos pues son míos.

¿Por qué cobrás por "cien de palabras"?

En realidad no es un cobro, pero llamémosle así si usted quiere. "Cobro" por "cien" porque no encontré mejor manera de señalar una suma y necesitaba darle una idea a la "clientela" de cuánto podrían patrocinar. El precio mínimo que paypal establece para una transacción por ese medio es 5 euros, creo yo, o algo por el estilo, así que puse ese precio mínimo. Uso el "cien" o centenar porque así es como se vendían los mangos en mi pueblo, a uno o dos pesos el "cien" cuando yo era muy pequeñito. Al igual que las viejas mangueras (que vende mangos), que te daban algunos mangos de más como "ipegüe", yo le doy siempre algunas palabras de más por cada cien y si estoy de buen humor le doy el doble o más de lo que usted patrocina :)

¿Y si nadie te patrocina?

Seguiré escribiendo, muy despacito, robándole tiempo a mis otras actividades, dejando de ducharme, caminando más rápido, hablando menos con la gente por la calle, que sé yo.

¿Y si tenés éxito y conseguís muchos patrocinadores?

Estaré feliz y podré escribir sin sentirme culpable pues estaré también produciendo. ¡Podré escribir por fin en horas de trabajo! Escribir de este modo me permitirá mejorar como escritor a gran velocidad.

¿Puedo patrocinarte de otro modo?

Aquí entre nos le cuento que estoy escribiendo una novela, pero esta va muy despacio porque es más dura de escribir que los posts, necesita más tiempo y tiempo de mejor calidad que el que puedo darle. Necesito tiempo de 8am a 5pm, pero este tengo que "comprarlo". Usted puede ayudar a que marche más rápido, comprándome tiempo pues en este caso no podemos hablar de "cien de palabras".

¿De qué cosas vas a escribir?

De cosas bonitas, deliciosas de leer. Tengo un cajón lleno de cosas que contar, de cuentos maravillosos ansiosos de salir a volar como pajaritos recién emplumados. No me alcanzará la vida para contar lo que quiero contar.

¿Puedo pedir gustos, pedirte escribir sobre algo en especial?

No, usted no puede pedir gustos, usted puede sugerir lo que usted quiera y yo procuraré complacerle, pero no le puedo garantizar satisfacción. Para sugerir no necesita usted patrocinarme y las sugerencias de los patrocinadores no son de mejor nivel que las de los no-patrocinadores. Cada sugerencia vale por sí misma. Si es buena la sigo, si no no, aunque me ofrezca usted un montón de plata.

Si tiene más preguntas, escríbame.