domingo, 1 de febrero de 2009

Cuestión de perspectiva

Hace ocho días, cuando salí a la terraza de la casa en que me hospedaba, me encontré con esta visión


Estaba entonces en la bahía de San Juan del Sur, Nicaragua, la mañana del 24 de Enero. No sé qué temperatura habría en ese momento, quizás andaría ya entre los 25 y  27 grados Celsius.

Hoy que salí al balcón de la casa en que estaba, esta fue la visión que me salió al encuentro.



Esto fue en Wageningen, Holanda, la tarde del 1 de febrero, temperatura: -1 grados Celsius. (Las manchas blancas al fondo son aves que nadan en la única parte del estanque que no está congelada en la superficie)

Cuando hago estas comparaciones (y no otras) me pregunto a mí mismo ¿qué jodidos hago aquí? ¿por qué mejor no estoy en aquella playa caminando en calzoneta con los pies descalzos en lugar de estar aquí tan cubierto y abrigado? Entonces recuerdo aquella sabia frase que dice “uno está donde ha escogido estar” y pienso que así es, que esta es mi escogencia, como sea.

Es igual para vos, mirá a tu alrededor y convencete: ahí donde estás es donde has escogido estar... ¿y si te dijera que no me refiero únicamente a un espacio físico, que el “donde” de la frase se refiere a tu entorno y a tu interior, que tu mundo es lo que has escogido y que vos sos lo que has escogido ser, que se vale escoger otra vez y otra vez ? ¿que pensarías?

4 comentarios:

borboletta2001 dijo...

Si hombre Pio. Uno es y esta a como conscientemente decide ser y estar. A veces para estar en paz contigo mismo y evitar arrepentimientos futuros, tenes que estar donde tu sentido de la responsabilidad te indica, aunque no sea el lugar preferido.

Anónimo dijo...

Pio, amigo, me alegra que estes donde queres estar, y me imagino que ahora estas mas seguro que nunca, pues ha sido tu decision y aunque te vamos a extrañar fisicamente, siempre estaremos cerca. Pinedita

Pio Martinez dijo...

Estimados Borboletta2001 y Pinedita:

Gracias por sus amables y sabios comentarios. Siguiendo una frase que he oído mucho últimamente y que una buena amiga me escribiera privadamente, elegir es ciertamente renunciar a algo. Se elige una cosa pero deja de elegirse la otra. Con mi elección (que vista objetivamente quizás no es tan dura) las cosas que estoy obteniendo me quitarán pronto de la memoria aquellas otras, a las que estoy renunciando. Me quedará un mal sabor en la boca probablemente, pero este también se me quitará alguna vez, espero.

Un abrazo

Pio

p.s borboletta: si tenés un blog dejame leerlo por favor.

www.katobengke.com dijo...

oh may god......